El camino es belleza

Fragmento del Relato

Buscamos fórmulas para negociar con el banco el pago de las facturas que generaba el negocio y la hipoteca, indicándoles que nuestra intención era, como veníamos haciendo desde hace más de cinco años, abonar todas nuestras deudas. Les pedimos que tuvieran en cuenta que había meses en que no podíamos hacer frente a todos los pagos; pero para ellos tan sólo somos un número, una estadística, pura cifra. Su objetivo final es obtener la mayor ganancia posible al cierre del año fiscal, para aumentar aún más, los beneficios de sus accionistas y sus directivos. De esa manera el banco no tuvo benevolencia, todo fueron evasivas y excusas. Y a los tres meses de sortear obstáculos que nos daban de lleno en el amor propio y el orgullo, nos llegó una notificación en la que nos indicaban que si no hacíamos frente a los pagos en menos de tres meses, nos embargaban el local para su posterior alzada en subasta pública.

Un sistema así, de descarado aprovechamiento, puede existir únicamente en un mundo motivado por la codicia, donde el margen de beneficio, no la dignidad humana, es lo primero que se tiene en cuenta.

Mª Carmen Rodríguez Matute

 
2017  Club Escritores Per Se  | Asociación PHIEL | Psicólogos SEVILLA