Nunca es tarde

Mª Carmen Castillo Crespo

Fragmento del Relato

Ahora que lo pienso todavía soy útil aquí. Pero sólo sirvo para quedarme con mis sobrinos-nietos o cuidar a mi padre. Ninguno de mis hermanos se da cuenta de que sirvo para algo más; también me gustaría ir de vacaciones con alguno, aunque sólo sea para cuidar de sus nietos. Me gustaría que alguno de ellos me enseñara que es eso de Internet, algo tan simple para ellos y tan complejo para mí.

No sé porqué me planteo todo esto ahora. Será porque estoy todo el día dándole vueltas a lo mismo: "Que estoy sola y que cuando mi padre falte no tendré nada que hacer aquí". Mi única compañía es la televisión, aunque últimamente no me apetece ni verla, sólo tengo ganas de estar sola, metida en la cama, no me apetece hablar con las vecinas y comentar los programas de cotilleos de la tele. No tengo ganas de nada, me levanto por la mañana porque mi padre me necesita, si no ni me levantaba.

Hoy me encuentro especialmente triste. Es Navidad.

Mª Carmen Castillo Crespo

 

2017  Club Escritores Per Se  | Asociación PHIEL | Psicólogos SEVILLA